lunes, 24 de agosto de 2015

Imaginario Colectivo

Por fin un científico ha encontrado la manera de cambiar el mundo a base de ideas, literalmente. El milagro es posible gracias al “Imaginario Colectivo”. Ya hacía tiempo que se hablaba de la posible existencia de un subconsciente colectivo que empujaba al mundo de alguna manera, pero nunca antes había podido demostrarse.

Hace unos años, el doctor Segismundo Mindstorm verificó su existencia en un plano cuasi-físico que podía conectarse a la realidad que percibimos e incluso modelarla. La explicación no es simple pero su funcionamiento puede reducirse a lo siguiente: nuestras ondas cerebrales, en su conjunto, pueden ser captadas e interpretadas como una melodía universal de nuestro querer, la cual puede a su vez ser recogida y también transmitida. Eso es lo que hace el sistema “imaginario”, registrar ese querer universal y transmitirlo al plano donde se acumula naturalmente pero con una intensidad amplificada 1.024 veces, lo que causa su rebote inmediato y no pausado y casi imperceptible, como ocurre normalmente. El resultado es una realidad controlada por el pensamiento humano en todos sus aspectos. Por desgracia, son las ondas producidas durante el sueño las únicas que han podido utilizarse hasta la fecha, justo las que más escapan a nuestro control.

La idea de Mindstorm era formar un grupo reducido de buenos soñadores para inspirar un mundo mejor y con este propósito inició una experiencia piloto en su laboratorio. Por desgracia, algo falló y toda la población quedó sumida en un sueño profundo vinculado al sistema. Como resultado, el mundo ha perdido su sentido y se ha tornado un lugar extraño plagado de seres imaginados por conciencias que, en el fondo, son prisioneras del sistema y de su propia creación.

Afortunadamente, Miguel (Miki), el hijo de Mindstorm, no está dormido. Cuando todo se inició, él estaba realizando un experimento propio en una cámara de su creación y eso le mantuvo a salvo. En él, un joven genio de 17 años, se depositan ahora las esperanzas del mundo.

En esta aventura tú adoptas el rol de Miki y tu misión no es otra que reinstaurar el orden natural. No es poca cosa, pero Miki tampoco lo es.

¿Estarás a su altura? Ánimo y suerte.



El Juego
Para cumplir su cometido, lo primero que va a necesitar Miki es información. Él tiene claro que lo que ven sus ojos tiene que estar relacionado con el experimento de su padre, pero para comprobarlo y buscar una solución, tendrá que dirigirse a su casa, donde quiera que esté ahora y, una vez allí, buscar entre los archivos del ordenador de su padre.

Una vez haya entrado en el ordenador de su padre, comprenderá que sólo hay una opción: volar las antenas que captan y transmiten los pensamientos. Para ello tendrá que dirigirse al laboratorio de la empresa para la que trabaja su padre y hacerse con cinco cargas explosivas. Estas están dispersas por todo el laboratorio. Luego, tendrá que colocarlas en las antenas. Estas están colocadas en plataformas volantes.

Por último, Miki tendrá que dirigirse de nuevo al laboratorio, localizar el ordenador principal y detonar las cargas. Para ello tendrá que introducir un código, pero tranquilo, toda la información necesaria está en el ordenador de su padre.

Peligros
Este mundo está plagado de seres extraños que conviven con lo que parecen personas normales, lo sean o no. Pero también hay otros peligros en forma de pinchos y ardientes llamas, entre otros. Todos ellos son tus enemigos en esta aventura y el contacto con cualquiera te restará energía.

Tus armas
Miki es capaz de defenderse razonablemente bien a base de puñetazos, a pesar de ser un chico pacífico y entregado a la ciencia. Por desgracia, su fuerza en principio no es suficiente para vencer a los enemigos no humanos.

Además, a lo largo del recorrido se encontrará con distintos elementos que le servirán de ayuda:

- Poción verde.- Devuelve la energía perdida.

- Poción amarilla.- Incrementa la potencia de salto.

- Poción roja.- Incrementa la fuerza. Con ella Miki podrá vencer todo tipo de enemigos y hasta romper algunas paredes y suelos.

- Llave.- Una vez cogida, las barreras y puertas ya no serán un problema.

- Plataformas móviles.- Bien usadas te llevarán a muchos sitios.

- Radiocasete ochentero.- Sólo aporta la emoción o la tranquilidad que conlleva oír la música del juego o no.




El sistema de puntuación
El juego premia tus éxitos y penaliza tus fallos o tu debilidad, siendo la puntuación final obtenida la diferencia positiva entre las bonificaciones y las penalizaciones sumadas, con arreglo a los siguientes criterios:

- Sumarás 100 puntos al coger la poción amarilla, la poción roja o la llave.
- Sumarás 200 puntos al coger cada carga explosiva.
- Sumarás 200 puntos cada vez que coloques una carga explosiva en una antena.
- Sumarás 200 puntos al completar con éxito tu misión.
- Perderás 100 puntos cada vez que cojas una botella de poción verde.
- Perderás 100 puntos cada vez introduzcas un código erróneo en el ordenador principal.

Controles
Puedes usar tanto el joystick como el teclado. Este último es totalmente redefinible.

Equipo de desarrollo
Historia: GG y 6128
Programa: GG
Gráficos: GG y 6128
Sonido: McKlain
Testeo: GG, 6128 y Litos
Ilustración de cubierta: 6128
Edición: Litos

Descargas:


No hay comentarios:

Publicar un comentario